Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

jueves, 24 de junio de 2010

Only I know

There are many things that are only known by me. Only I know how I feel every moment. Only I know how it feels to be me.
Hoy, notas de selectividad, más o menos alegría general, aunque podría haber ido mejor :S

viernes, 18 de junio de 2010

Las vueltas que da la vida.

Anhelas el mañana hasta que llega.
Y entonces deseas que el hoy nunca termine.
Pero termina.
Y es entonces cuando no puedes evitar añorar el ayer.


Y ahora una frase menos melancólica para acabar:

"Love the Life you Live, Live the Life you Love"

Bob Marley

miércoles, 16 de junio de 2010

martes, 15 de junio de 2010

Tú y Él

Me enamoras.
Me enamoro.
Le veo, me desenamoro.
No puedo evitar amarle.
Al fin y al cabo es lo que tienen los amores platónicos.
Son perfectos y a la vez los más dañinos, pues son imposibles

sábado, 12 de junio de 2010

Selectividad

Selectividad. Momento decisivo en la vida de muchos. Unos exámenes más para otros. Los últimos exámenes de letras para los de ciencias y viceversa. ¿Y a qué estoy dedicando mi tiempo? A nada provechoso: hablar, ir a un concierto de un amigo...
En fin, todo es por el cansancio que supone tener que estudiar con casi 40 grados y sin aire acondicionado.
Sin embargo, la selectividad es un momento que creo que recordaré toda mi vida. Al fin y al cabo, marca el comienzo de mi vida universitaria no?

jueves, 10 de junio de 2010

Increíble, pero cierta.

Increíble es una palabra mucho más bonita que perfecta.
Piénsalo: "Eres increíble" eres algo fuera de lo normal, eres única e irrepetible, eres algo que no se puede creer.
Sin embargo: "Eres perfecta", bueno en un determinado contexto, eres perfecta puede suponer que eres increíble ¿no?, peor en la mayoría de los casos, "Es que tú, como eres perfecta" pues se denota el carácter peyorativo de la palabra.
Lo dicho, prefiero ser increíble que ser perfecta.
Y hoy me han dicho que soy increíble. Y sólo con esa frase, mi rostro se ha iluminado, una sonrisa ha aparecido en mis labios y mis ojos... Bueno mis ojos supongo que habrán mostrado la felicidad absoluta. La Idea de Felicidad, si nos ponemos filosóficos en estos momentos pre-selectividad.
Lo dicho, a partir de ahora llamadme increíble, pero no perfecta.

miércoles, 9 de junio de 2010

Cosas que nunca cambian

Siempre se agradecen los saludos inesperados, los cariños demostrados, los regalos muy pensados y los abrazos con amor.
Fdo: Yo

lunes, 7 de junio de 2010

Si..

Si estuvieras ahora mismo aquí a mi lado te diría todo.
En primer lugar te contaría lo bien que me ha ido lo de hoy, lo que llevaba puesto, la gente que fue. Nos reiríamos y te enseñaría lo que me regalaron.
Luego te contaría lo que me dijo mi amigo el otro día, y te contaría mi historia y tú a mi la tuya. Y lo mismo ahondábamos un poco más y descubríamos cosas inesperadas de nuestros respectivos pasados.
Después te contaría lo ilusionada que estoy con mis planes para este verano, la gente que conoceré. Crearía mil castillos de algodón en sueños con lo que haré (o dejaré de hacer) y tú me contarías tus planes.
Y luego pasaríamos un rato hablando de temas sin importancia: el tiempo (dicen que va a llover el miércoles); la política (a ver cuándo se arregla el país, que esto va de mal en peor); los estudios (puedo decirte mis notas sin que me odies?, gracias!); la gente sin importancia; los datos que acontecen; preguntaríamos por nuestros amigos.
Y retomaríamos la conversación interesante. Más datos sobre nuestro pasado, presente y futuro. ¿Común? Aún no lo sé.
Y luego, cuando pareciera que todo se hubiera acabado, que no había nada más de lo que hablar, vendrían las preguntas sobre cosas generales ¿Color favorito? ¿Qué música escuchas? ¿Te gusta la ensalada? ¿Cuál es la cosa más rara que te has comido? ¿Tercer apellido? ¿Qué día de la semana naciste? ¿Signo del zodiaco chino? ¿Número de ex?
Compartiríamos páginas webs interesantes. Nos enseñaríamos sitios bonitos y paisajes alucinantes. En definitiva, si hoy hubieras pasado la tarde conmigo creo que yo hubiera sido muy feliz.
¿Mañana? Mañana Dios dirá, por ahora voy a terminar de ver mi serie, en silencio y aguzando el oído esperando un sonido que me indique que me saludas.
Yo (también) te quiero

domingo, 6 de junio de 2010

Locura

Esperar horas a que aparezca su nombre en verde y :"Sí, se conectó!" Y ahora el sempiterno orgullo:"yo no le hablo primero, que salude él" y entonces saluda él o acabas saludándole tú por eso que dices de: "venga, si en 5 min de reloj sigue conectado y no ha saludado, saludo yo"
Y piensas en la manera de comenzar esa conversación. Y acabas diciendo siempre lo mismo.
Y entonces llega un fin de semana en que él no se conecta porque le has dicho que estudie, y te arrepientes mil y una veces de que no esté ahí, contigo hablando.
No te manda ningún mensaje, así que tú tampoco. Pero el domingo a toda prisa no aguantas más y tú le escribes.
Y te quieres ir a dormir, porque estás verdaderamente muerta y el lunes tienes colegio, pero "¿y si se conecta ahora?". Y es la una y él aun no se ha conectado. Seguramente como te tragaste el orgullo a las 11 y le escribiste tarde, él ya se había ido a dormir, así que en el fondo sabes que la espera es en vano. Pero no puedes evitar refrescar la página. Una y ora vez hasta que... ¡Un mensaje privado!
Con el corazón latiendo a toda prisa cliqueas en el mensaje: "seguro que es suyo"-piensas. Sabes que le gustas. Sabes que le gustas mucho, pero nunca está de más que te lo recuerde. Pero ¡Sorpresa! el mensaje es de alguna amiga/conocido, y vuelves a la espera.
Eso somos, animales al servicio de un servicio de mensajería.
Claro que, ¿quién puede evitar un vuelco al corazón al escuchar el ding característico de una conversación de msn?

Y lo que pasa es que una persona enamorada siempre cree ver en la calle, en las fiestas, en los cafés, al gran amor de su vida.

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total