Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

lunes, 30 de enero de 2012

Sólo sé, tú mismo.

Hoy vengo, de nuevo, a presentar una revolución científica en la física. Sí, otra vez. Lo sé, que soy pesada, que no paro de encontrar fallos. Pero es que, es que... ¡Es que la física es tan moldeable, tan cambiante, tan efímera, tan variable, tan confusa, tan exacta, tan precisa, tan abstracta, tan errónea, tan correcta que no me queda otra que amarla por encima de muchas otras ramas del saber! La física es grandiosa, ¿sabes por qué? Porque un fenómeno tan simple como una pelota rodando por una carretera de pendiente 7% puede ser modelado con ecuaciones. Y no tardarás más de 3 horas en recrearlo y en ver con qué velocidad llegará la pelota al final de la cuesta. O cuándo se parara. Atendiendo al rozamiento del suelo. Pero despreciando el rozamiento con el aire, la energía cinética perdida al bajar la cuesta si no baja en línea completamente recta, la inercia de la masa de la pelota...
Vamos, que una cosa que se podría comprobar experimentalmente en menos de 5 minutos nosotros nos encerramos en una sala con lápiz y papel y calculamos su aproximación. Así dicho parece cutre, pero la cosa es que, sin presenciar el fenómeno, estamos viendo (más o menos, que las ciencias no son perfectas) qué pasará. ¡La física es el verdadero tarot! ¡Me río yo de las pitonisas! Yo con una hoja y un lápiz puedo sacar qué pasará.
Saber, por ejemplo, que en el autobús te irás hacia 'fuera' al doblar una curva.  Lo mismo para los frenazos. Eso, que parece obvio. Pues saberlo de antemano me sirve para irme hacia el lado contrario, compensar y no caerme. Y para presumir y chulear de equilibrio. Porque, claro, mientras todos se aferran a las barras como si de soltaras fueran a caer al abismo, yo permanezco impertérrita de pie, con mi libro/música, y sin moverme un ápice.
A mí personalmente, me resulta asombrosa. Que un par de fórmulas mal escritas en un folio den lugar al comportamiento físico (valga la redundancia) de un objeto. Tampoco me quiero adentrar mucho en este tema, que luego entro en divagaciones sobre por qué las matemáticas tienen sentido. Me pongo cartesiana y no me aguanto ni yo. Porque es otro tema a pensar. 2+2=4 y te lo crees y ya. Y toda la humanidad está basada en las matemáticas, y a todos nos parece bien. Pero, ¿cómo sabemos que están bien? Porque en la naturaleza se cumple lo que indican, me diréis. Bien. Pero, ¿quién me dice a mí que 3 + 2 no sean 5 + 7i? Y me pongo a pensar. Fasores, integrales, derivadas, cálculo infinitesimal, ecuaciones diferenciales, multiplicaciones, divisiones, porcentajes, ceros y unos, sumas, restas, producto de convolución, propiedad conmutativa, mínimo común múltiplo y Máximo Común Divisor. Y mil cosas más que he asumido en 19 años. ¿Y si todo es mentira? ¿Y si lo que nosotros percibimos, todo lo que creemos real no es real?

Te lo dije, me pongo como Descartes a dudarlo todo y no llego a ninguna parte. Porque llevo ya un tocho escrito y aún no he hablado de mi revolución a la física. Creo que tendrá que tener un post propio. Éste no tengo ganas de rehacerlo, me gusta divagar como los ancianos. Es un símbolo de madurez.

sábado, 28 de enero de 2012

Frecuencia

¿No es curioso que las pulsaciones del corazón y el tiempo musical se midan en ppm (pulsaciones por minuto o  bpm, beats per minute)? Será porque la música marca el compás de nuestras vidas. Será porque el corazón le pone el ritmo a la música. Será porque sin música moriríamos. Será porque sin corazón no habría música. Será porque la música amansa a las fieras. Será porque las fieras hacen música acelerada. Será porque esa canción acelera tu corazón. Será porque ese corazón acelerado compuso esa canción. Será porque ese verso en concreto siempre le dará un vuelco a tu corazón. Será porque tuviste que darle un vuelco al corazón para poder componer esos versos.

Yo me quedo con esa ¿casualidad? tan bonita para empezar el día. Porque, por lo menos en lo que a mí respecta, la vida sin música no tendría ritmo alguno.

domingo, 22 de enero de 2012

Regadera

Regar unas plantas secas era la única concesión que le hacía al pasado.

Tele

El tiempo se mide en canciones. Y la distancia en horas o euros. O dólares si me apuras.
 

miércoles, 18 de enero de 2012

About expectations

'When she was just a girl, she expected the world. But it flew away from her reach, so she run away in her sleep. Dream of Para-para-paradise...'
Why assuming defeat when you can make the effort to fix whatever is wrong?

¿Y por qué asumir el fracaso cuando puedes proponerte cambiarlo? Así, con pequeños gestos que hagan un gran castillo de arena. Buenas noches,

martes, 17 de enero de 2012

El día que

Me habrás olvidado un día, en que al subir al tren no me busques inconscientemente, sino que pases directamente a sentarte y mirar el paisaje.

lunes, 16 de enero de 2012

Feliz cumpleaños

Hoy hacemos dos años. Mi blog y yo, quiero decir. Cuando empecé este blog (el tercero, si se trata de hacer confesiones de domingo sin ser domingo ya) pensé que se me pasaría el espíritu inicial y que lo dejaría. Había pasado ya con otros dos antes, no había nada que hiciera pensar lo contrario. Y, para mi total sorpresa, me encontré un 16 de enero después con que ya llevaba un año contándole al vacío y a ti mis cuatro chorradas diarias. O cinco. O seis. Con mis más y mis menos creo que no ha habido un mes en el que no haya publicado algo. Enero. Ay, normal que comenzara el blog en Enero. Y que lo diera a conocer un enero después. Enero es mi mes de máxima inspiración. Por algún motivo desconocido.

sábado, 14 de enero de 2012

¿Cara o cruz?

Digamos que hoy es 14 de Febrero en Canarias. O en NY. Ella viste abrigo y él va como siempre. Se ven. Se cruzan. Cruzan miradas. No cruzan una sola palabra. Cruza los dedos, tal vez te hable. O te cruce la cara. Y ella entrecruza sus piernas. Quiere cruzarse contigo, del verbo tener hijos. Y hacerse mayor a tu lado haciendo punto, de cruz.

jueves, 12 de enero de 2012

Tengo frío y sueño.

Hoy ha sido la tercera vez en lo que va de año que alguien me dice que quiere verme enfadada. O estresada o histérica. ¡Siento mantener tan bien las formas! Y no me refiero sólo a la física, claro. No sé. En el fondo es extraño. Hasta 2012 toda la querencia de la gente era verme borracha. 'Tiene que ser tan divertido'. Y yo ahí, cruel como ninguna, sin complacerles. Mal. Qué sé yo.  Es que esta noche he decidido trasnochar para terminar un proyecto que he de entregar. Y la mera idea de pasar la noche en vela me altera sobremanera, hasta hacerme escribir compulsivamente estupideces.

domingo, 8 de enero de 2012

De paseo por R

He conocido muchas funciones a lo largo de mi vida. Exponenciales que se crecen con nada y cada día se lo creen más. Que vuelan tan alto que se les separan los pies del suelo. Y que acaban solas y perdidas en las inmensidades de R. Y luego, ahí arriba se quejan. 'Oye, que yo era normal, no es mi culpa valer mil veces más que el resto'. Pero nadie las oye.

miércoles, 4 de enero de 2012

Mi horóscopo

Mi horóscopo de hoy dijo que 'sonrío cada vez que le veo'. Ahora sólo me queda saber quién es él y por qué yo soy imbécil en su presencia.

martes, 3 de enero de 2012

Comidas de Navidad

En todas las reuniones familiares y, especialmente en las de Navidad, se hacen preguntas incómodas. Por lo menos en mi caso las preguntas se les hacen a los primos que tienen menos relación con la familia. Es decir, a los que sólo ven o tratan con la familia en Navidad. Así, por ejemplo, en mi familia materna yo no tengo problema alguno. Como trato mucho todos saben mi vida de pé a pá. Y me libro de cualquier tipo de pregunta incómoda. Mi primo no. El pobre, como es así timidillo y no suele contar nada de su vida, sufrió una noche de constantes ataques hacia su persona en forma de preguntas. Porque, oye, hay preguntas que no se deben hacer. Si alguien te quiere contar algo, pues ya te lo contará.

lunes, 2 de enero de 2012

Excúsame,

Probablemente las excusas sean la manera más cutre de demostrar que te importa alguien. Te importa lo suficiente para no querer quedar mal, pero no tanto como para decir la verdad.

domingo, 1 de enero de 2012

Balance de energía y materia de 2011 y planteamiento de las ecuaciones para el 2012.

Otro año más, supongo que es por estas fechas cuando hago recuento de lo que he hecho en los meses pasados. Si lo hice bien o mal y trato de cambiarme. O no. Debería hacerlo más a menudo, pero eso de que 'se acabe' un año me pone más meditbunda. Un año menos. Este año se me ha ido realmente rápido. Lo cierto es que creo que me han faltado dos noviembres y un diciembre más antes de Navidades para hacerme a la idea de que había pasado un año. Un año más.

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total