Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

martes, 17 de enero de 2012

El día que

Me habrás olvidado un día, en que al subir al tren no me busques inconscientemente, sino que pases directamente a sentarte y mirar el paisaje.
Me habrás olvidado el dia en que al sonar el teléfono no ansíes que sea yo, sino otra, o nadie en particular. Me habrás olvidado el día en que al enterarte de algo no quieras venir a contármelo. El día en que tu vida se la sepa de memoria otra, y a mí sólo me lleguen boletines semanales. O mensuales. O semestrales. O no me llegue ya nada de tu boca. Sabrás que me has olvidado cuando al ver otra con mi abrigo de espaldas no tengas ganas de abrazarla. El día que te pase desapercibida. Sabrás que la has olvidado el día en que olvides el sabor de sus besos. Sabrás que me has olvidado el día en que dejes de pedir dos cafés, uno a mi gusto y otro al tuyo aunque vayas solo. El día en que dejes de comprar extra de gominolas para compartirlas conmigo. Sabrás que me has olvidado el día en que nuestra canción no te deje lágrimas en los ojos ni te haga recordarme, sino que te deje indiferente o haya cobrado un nuevo significado. Sabrás que la has olvidado el día en que no revises todas y cada una de las fotos que sube. Sabré que te he olvidado el día en que leyendo esto, logre no saber por quién lo escribí.

Y ese día (hoy) lo publicaré.

4 comentarios:

  1. "El tiempo lo cura todo". Ese fue el primer comentario que me pusiste en mi blog. A estas alturas te tengo que decir que así fue. Tenías razón. En una canción dicen: "ningún amor muere, sólo cambia de lugar en la memoria" Creo que tiene razón. Todos esos pequeños detalles que lo eran todo y terminan por no ser nada.
    Una entrada muy bonica, me ha gustado lo de los cafés :)

    ResponderEliminar
  2. Sí, nada hasta tal punto que ni recuerdas por quién iban :)

    ResponderEliminar
  3. Supongo que no entiendo lo del tiempo, porque he llorado con esta entrada, mucho.

    ResponderEliminar
  4. El tiempo pasa, a su ritmo. Más rápido para unos, algo más lento para otros. Pero pasa. Y con él pasan los recuerdos y sucede el olvido. Ya lo verás.

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total