Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

jueves, 28 de abril de 2011

Suavizante

Hoy me ocurrió una cosa muy extraña. Estaba hablando con un grupo de personas, y había uno cuyas palabras eran duras como piedras, punzantes como puñales. Para relajar los ánimos y suavizar la situación, decidí traer un aperitivo para todos. Así que, en su vaso, le eché Vernel, que dicen que suaviza hasta las más ásperas. Con diligencia llevé a cada uno su vaso y un bol de patatas. Cual no sería mi sorpresa cuando, después de beberse el suavizante, mi compañero de tarde no sólo no suavizó sus palabras, sino que me lanzó el contenido del vaso encima y empezó a gesticular y gritar improperios.
Así que ahora no sé qué hacer. Tal vez Vernel ha realizado una publicidad engañosa, y su producto no suaviza ni los ánimos. Lo cierto es que, la próxima vez, probaré con L'OREAL que también vende productos para limar asperezas.

miércoles, 27 de abril de 2011

Aquí y ahora.

Sólo tengo ahora. Ahora y aquí. Tal vez tú tengas mañana y allí. Yo no. Yo agoté el pasado. Lo viví y lo exprimí al máximo. Y ahora sólo tengo certero el presente. Un presente que veo escapar de mis manos. Un presente que no quiere quedarse. Que parece sólo ansiar crecer. Hacerse pasado. ¿Ves? Ya tengo un presente diferente.  El que empecé escribiendo ya se ha ido. Ahora ya no me queda.
¿No te das cuenta? El pasado es irrecuperable. El futuro es incierto. El mañana está abierto a que pase cualquier cosa. Lo único que podemos controlar es el presente. El presente es modelable. Y está en nuestras manos. Muchos no lo saben. Piensan que no son dueños de su tiempo. Y lo desperdician. El tiempo SÍ es un bien escaso. No tendrás dos veces el mismo tiempo. El tiempo no se crea, pero sí se destruye. Porque, ¿qué es el tiempo? ¿Acaso tú lo sabes? El tiempo no es. El tiempo es lo que condiciona cada momento de nuestras vidas. Es la capacidad de crear rutinas, de medir su propio paso. El tiempo sólo se creó para tener algo con que medirlo. El tiempo se creó a sí mismo.
¿Seríamos capaces de vivir sin tiempo? Yo creo que no. Ya no podríamos. Nos hemos acostumbrado a medirlo. El tiempo es nuestro día a día. Nos despertamos a una hora y tenemos una u otra rutina según sea lunes o domingo, invierno o verano. ¡Qué tontería! ¿no? Porque sea lunes hay que ir a trabajar, pero el domingo no. El domingo tenemos que descansar. No tiene sentido alguno. Como tantas otras cosas.
No tiene sentido. Pero nos lo enseñan desde pequeños. Y nos lo creemos. Y asumimos que no hay vida posible sin la medición del tiempo. De hecho en toda la historia de la humanidad los hombres siempre han presentado una querencia por medir cada día con mayor exactitud el tiempo. No digo que sea inútil. Si existiendo "el tiempo" ya nos cuesta a veces ponernos de acuerdo o encontrarnos, imagina si no existiera. Y facilita las cosas en muchos otros sentidos. Casi todos acabamos teniendo la misma rutina. Trabajar de lunes a viernes. Si no tienes suerte, trabajarás también los fines de semana. Si tienes mucha suerte trabajarás menos de cinco días a la semana. En verano te coges vacaciones. Supongo que es porque hace buen tiempo. Y entonces pagas más por los mismos servicios, porque todo el mundo tiene los mismos días de vacaciones que tú. Si tienes suerte te irás de vacaciones a contracorriente. En septiembre. O en junio. O incluso en Navidades. Porque, al fin y al cabo es tu tiempo. Y tú decides cómo y con quién usarlo.
Además, la existencia del tiempo nos ordena. Las tiendas pueden cerrar los domingos, porque ese día se descansa. De noche abren los bares, y cierran las oficinas. Porque la noche es para descansar. Y tu tiempo de descanso lo debes pasar haciendo todo menos trabajar. O estudiar, que para el caso es lo mismo. Si estás de vacaciones puedes leer, pero no pienses demasiado. Para pensar está el trabajo. Porque pensar requiere un esfuerzo. Seamos sinceros, ¿quién puede querer pensar pudiendo simplemente tumbarse a la bartola? No, no. En verano se toma el sol y se sale. Se ven sitios nuevos y se sacan fotos. Igual que los fines de semana. El horario para utilizar la mente está restringido. De lunes a viernes. De nueve a dos. O de nueve a nueve si tienes (mala) suerte. Con una pausa para comer.
Gracias al tiempo podemos saber qué hora es en otra parte del mundo. Podemos organizar reuniones. Podemos compartir momentos. Gracias al tiempo tenemos la vida que tenemos. Probablemente yo existo gracias a que creamos (o descubrimos) algo llamado tiempo. Y, sin embargo, sigo sin saber qué es el tiempo. Sólo sé que tengo. Gracias a Dios, tengo la suerte de tener tiempo. No sé muy bien cuánto. No sé muy bien qué haré con él. Sólo sé que es una de las pocas cosas que son mías. Y que nadie me puede quitar.
Así que haz lo que quieras. Yo voy a seguir exprimiéndolo. Porque no quiero llegar a mañana pensando que perdí el presente soñando el futuro. Porque yo sólo tengo ahora. Aquí y ahora.

martes, 26 de abril de 2011

Feliz Cumpleaños Mami.

Hoy, es de nuevo el cumpleaños de alguien especial. En este caso mi madre. Mi madre es una de las personas que conozco desde hace más tiempo. Hoy hace 18 años y muchos meses que nos conocemos. No sé si os pasará con vuestras madres, pero yo estuve pegada a la mía durante casi nueve meses (para que os hagáis una idea de lo que la quiero). Nueves meses que no nos separamos ni para ir al baño. Claro que por entonces, yo era más pequeña y cabía en cualquier sitio. Pues bien, mi madre hoy cumple un año más. No es un cumpleaños demasiado importante. No es una fecha redonda ni nada por el estilo, pero hoy me apetecía decirlo por aquí. (Si queréis podéis comentar abajo felicitándola de vuestra parte, yo le haré llegar los mensajes)
Como buena hija que soy, nos hemos peleado miles de veces. Nos hemos enfadado, y luego hemos acabado abrazándonos. Supongo que a todos os pasará lo mismo. Porque os digo una cosa. A las madres hay que quererlas mucho, antes de que se nos vayan.
Este año, bueno, en realidad este año 2011 no, pero sí este año lectivo; ha venido cargado. Muy cargado en todos los sentidos. Pero mi madre sigue ahí, al pie del cañón. Diciéndoles a todos las cosas que no nos gusta oír pero que necesitamos que alguien nos diga. Escuchando los problemas de todos. Y aguantando conmovedoras conversaciones. Día tras día. Menos mal que hoy se ha podido tomar un descanso.
Os contaré un par de secretos sobre mi madre. Si no se ha tomado el café de por las mañanas no es persona. Lo que más quiere en este mundo (después de a las personas) son las fotos. Adora tener recuerdos de todos. Además, aunque parece fuerte, en el fondo es más blanda que el agua (que por lo visto es la sustancia más blanda del mundo, o eso me ha hecho creer Google). Para sacarle una sonrisa, basta con sonreirle. Le gustan las verduras: coles de Bruselas (sí, efectivamente, existen seres humanos que toman esas cosas verdes por placer); las ensaladas en general; los tomates con espárragos; el pimiento; las berenjenas... Se debate entre el zumo de pera y el de tomate. Aún tengo una vaga imagen de cómo removía los zumos de tomate en los aviones.
Mi madre es de esas que canta por casa cuando está contenta. Gracias a ella conozco miles de canciones de "su época" (como si esta época no fuera la época de todos los que vivimos en ella). Le encantan los gatos. She is a cat-person. Pero ya no quiere tener uno, porque no quiere reemplazar el que ya tuvo. Su bolso siempre pesa mil o dos mil toneladas, gracias especialmente a mi hermana y a mí. No le gusta el chocolate. No es una de esas mujeres que te ganas con un brownie o una caja de bombones. Ella es más de crema, natillas, tarta de manzana, tarta de queso... Pero sin chocolate. Escribe, aunque no le gusta que la leamos. Tiene un sentido del humor subjetivo, original. Pero hilarante.
Probablemente penséis que son las vuestras, pero os equivocáis. MI madre es la mejor del mundo. Seguro que mi hermana lo corrobora. Y podría pasar lo que queda de día escribiendo todos los miles de detalles que se me ocurriesen. Pero creo que ya me he dado a entender. Quiero mucho a mi madre, porque sería imposible no quererla. Así que, si lo lees:
¡MUCHAS FELICIDADES MAMI!

lunes, 25 de abril de 2011

********

Hoy, haciendo una cosa en internet me pidieron que pusiera una contraseña. Inmediatamente escribí una palabra y dos cifras. Ya estoy acostumbrada a crear claves para distintos sitios. Pero no valía, la clave tenía que tener 6 cifras. Todas numéricas. Y, claro, yo no estoy acostumbrada a inventar contraseñas numéricas.
¿Qué pongo? ¿Mi cumpleaños? Demasiado obvio... ¿Tu cumpleaños? Nunca me lo supe. Pensé en poner la fecha de mi muerte, pero la agenda termina en agosto y parece ser que se me olvidó apuntarla en el móvil. Así que eso tampoco valía. Y claro, siendo un mínimo de 6 cifras, tampoco puedo poner un año. Un año sólo necesita 4 cifras. Cuando lleguemos al año 9999 pues las cosas cambiarán. A partir de ese año, los años tendrán 5 cifras. Un cambio mundial. Pero ahora no me sirve.
Pensé en los dígitos de pi, y los escribí. Pero el programa se cerró. Al parecer no se pueden poner contraseñas infinitas... Podía haber puesto el número áureo, que siempre me pareció muy elegante, pero tampoco valía. O el factorial de ene. La fecha de la Paz de París. O la del Tratado de Utrecht. El problema es que 6 cifras no suelen significar(me) nada.
Puede que estés pensando que soy una insensible. Que todo el mundo tiene mil fechas que recordar. Y que, precisamente por eso, se hacen las contraseñas numéricas. Pues bien, yo no tengo ninguna fecha. Nunca les di gran importancia. Procuro recordar cumpleaños y demás acontecimientos y felicitar a los que quiero. Y me alegra ser felicitada en mi cumpleaños (para qué mentir) pero tampoco creo que las fechas sean TAN importantes. ¿Qué más dará celebrar un 15 o un 21? Y eso que la fecha de mi cumpleaños me encanta. 10/10. Tan redonda. Tan bonita. Pero me sigue dando igual celebrarlo el 15 o el 31. O no celebrarlo. Celebremos el día de mi no cumpleaños. Felicitadme. Es hoy. O celebremos la fecha de mi concepción. Nueve meses antes de nacer: el 10 de enero. Ahora tengo mi cumpleaños en medio de los exámenes de Enero. No, mejor dejamos las cosas como están.
Y es que, volviendo al tema de las contraseñas, no sé si te pasará a ti también, pero yo siempre que me piden una, lo veo muy claro. Sirope46. O Rigoberto23. ¿No es obvio? Sirope no puede ir con otro número. Probablemente os pase también. Palmera54. No sé. Pienso en una palabra y el número que debe acompañarla sale solo. Cacatúa27. Ironman13. Por eso prefiero las contraseñas alfanuméricas. Porque, sí, soy de ciencias, pero tengo poca imaginación para hacer combinaciones de números que tengan algún significado para mí.

domingo, 24 de abril de 2011

Olvido

Olvidar no es tan difícil. Un día te despiertas y te das cuenta de que llevas meses sin pensar en algo (o en alguien). Sólo tienes que esforzarte en no esforzarte en olvidar. La rutina hará el resto. El día a día se impondrá. Y, cuando quieras darte cuenta, habrán pensado meses sin que esa idea ronde si quiera tu mente. Quizás recuerdes un día. Y llores. Te queda aún hasta olvidar del todo. O quizás cuando recuerdes te eches a reír. Sabrás que lo olvidaste para siempre. Olvidar no es tan difícil. Te acabarás dando cuenta de ello.

jueves, 21 de abril de 2011

Historias de un teléfono.

Marcas su número. Una vez más. ¿La última? Ya te lo sabes de memoria. 6...5...............9 Titubeas antes de pulsar el botón verde. ¿Le llamo o no le llamo? Por fin te decides. Pulsas. Pones el teléfono en tu oreja. Esperas. Silencio. Da tono de llamada. No eres capaz de aguantar. Pii. Cuelgas. Sabes que ella no devolverá la llamada.  Jamás debiste empezar a marcar.

Libros.

La gente no lee porque desde pequeños los acostumbran a que leer es una obligación. Leer es un placer. Deberíamos cambiar esa concepción errónea. La lectura se disfruta. Creo que lo que nos molesta es el hecho de "tener que" leer. Pues bien, ahora que somos adultos racionales y que nadie nos obliga, podemos coger un libro y leerlo. Que salga de dentro. Con ganas. Porque somos libres de invertir el tiempo perdidos entre las páginas blancas de un libro recién salido de la tienda. O bañarnos en los folios amarillentos del libro que nos regalo nuestro abuelo.
Yo tuve la suerte de unos padres que me enseñaron a disfrutar leyendo. Y es una de las cosas que más agradezco. La mitad de lo que sé probablemente lo he obtenido de los libros. Y si no tuviese ese amor por la literatura ahora sabría muchas cosas menos.Así que, cuando tenga hijos (si los tengo) procuraré que sepan que no se lee por obligación. Se lee en el tiempo libre y porque se quiere. Porque leer es maravilloso. Y ahora me voy, que me llaman los libros. Aunque sean de "texto" y no de "lectura" tengo que hacerles caso.

Maneras inteligentes de insultar 9.0

-¿Compraste la personalidad en rebajas o la descargaste de internet?

Dirigido a es@s chic@s que descargaron su personalidad de Internet y ahora no entienden por qué hay tant@s iguales que ell@s. Esto con Sinde no pasaba ;)

miércoles, 20 de abril de 2011

Matrix quotes

Lo prometido es deuda, y ya he terminado de ver todas las películas, así que a continuación un recopilatorio de las que para mí han sido las mejores frases de la trilogía.
Matrix 1:
"Time is always against us"
"There are endless fields, where human beings are no longer born, we are grown"
"Don't think you are, know you are"
"What if he makes it?" "No one's ever made their first jump." "No, I know, but what if he does?"
"Why, oh why didn't I pick the blue pill?"
"To deny our impulses is to deny the very thing that makes us human"
"Don't worry about the vase" "What vase?" (Crash) "That vase"
"You're cuter than I thought. I can see why she likes you." "Who?" "Not too bright, though."
"A deja vu is usually a glitch in the Matrix. It happens when they change something."
"Neo, sooner or later you're going to realize, just as I did, the difference between knowing the path...and walking the path."

Matrix 2:
"He is still...only human"
"I do not believe it to be a matter of hope; it is simply a matter of time"
"I made a promise, and some promises can't be unmade"
"That's how it is with people. Nobody cares how it works as long as it works."
"You do not truly know someone...until you fight them."
"We're all here to do what we're all here to do."
"Because some things never change, Jason...and some things do."
"Choice is an illusion created between those with power and those without."
"Such emotion over something so small. It's just a kiss."
"You always told me to stay off the freeway." "Yes, that's true." "You said it was suicide." "Then let us hope that I was wrong."
"There are only two possible explanations. There were five before me. Either no one told me or no one knows." "Precisely."
"Denial is the most predictable of all human responses."
"Hope. It is the quintessential human delusion, simultaneously the source of your greatest strength and your greatest weakness."

Y, por último pero no por ello menos importante, Matrix 3:
"This place is nowhere." 
"I just have never..." "heard a program speak of love?"
"It is a human emotion" "No. It is a word. What matters is the connection the word implies."
"You believe in karma?" "Karma's a word. Like love" 
"One way or another, I'm getting on this train." "You don't get it. I built this place. Down here I make the rules. Down here I make the threats. Down here... I'm God"
"Disappointing, but not unexpected."
"It is that nature that has again brought you to me. Where some see coincidence, I see consequence. Where others see chance, I see cause."
"You are really ready to die for this man?" "Believe it." "She'll do it. If she has to, she'll kill every one of us. She's in love."
"It is remarkable how similar the pattern of love is to the pattern of insanity."
"Cookies need love like everything does." 
"That's what you felt (...), but you weren't ready for it. You should be dead, but apparently you weren't ready for that either." 
"You are a bastard" 
"Machines don't care how old I am. They'll kill me just the same."
"Don't even think of trying to tell me what I can or cannot do with my ship after that little speech."
"Six hours ago I told I was ready to give anything and everything for you. Do you know what's changed in the last six hours?" "No." "Nothing."
"Look at him. He knows he should do it, but he won't. He can't."
"If it's our time to die, it's our time. All I ask is, if we have to give these basterds our lives, we give them hell before we do!"
"You can do it... Hurry... there's no time..." "Captain, I haven't finnished the training program..." "Neither did I..."
"But by the time I knew how to say what I wanted to... It was too late..."
"And if you fail?" "I won't fail"

"Why, Mr. Anderson, why? Why? Why do you do it? Why? Why get up? Why keep fighting? Do you believe you're fighting for something, for more than your survival? Can you tell me what it is? Do you even know? Is it freedom, or truth, perhaps peace? Could it be for love? Illusions, Mr. Anderson, vagaries of perception, temporary constructs of a feeble human intellect trying desperately to justify an existence that is without meaning or purpose. And all of them as artificial as the Matrix itself. Although... Only a human mind can invent something as insipid as love. You must be able to see it, Mr. Anderson, you must know it by now. You can't win, it is pointless to keep fighting. Why, Mr. Anderson, why, why you persist?" 
"Obviously they will be freed." "I have your word?" "What do you think I am? Human?"


PD:viendo lo largo que me ha quedado el post, casi puedo asegurar que no lo vas a leer entero. Pero no pasa nada, yo aprecio el intento :) Y espero que las frases que leas sean de tu agrado.

lunes, 18 de abril de 2011

La espera(s)

Las esperas. Nos pasamos la vida esperando. Espero para entrar en el baño, a que termine mi hermana. Espero a que el microondas haya calentado la leche. Espero a que termine el lavavajillas para sacar una taza limpia. Espero a que salga agua caliente. Espero a que la mascarilla haya hecho efecto antes de quitarla. Espero al autobús. Y luego espero a que me abran la clase. Espero a que empiece la clase. Y luego espero (a) que termine.
Esperamos a que se vacíe la sala de estudio. O esperamos a que se levanten esos de ahí para sentarnos. Esperamos el transporte público y el privado. Esperamos mientras nos ponen gasolina, mientras nos cobran, mientras nos cortan el pelo. Esperamos a que nos atiendan. Y, por supuesto, las largas esperas en el médico y buscando párking.  Esperamos a que salgan las notas. Y luego esperamos que den la fecha de la próxima convocatoria. Esperamos a que se enfríe la sopa antes de tomarla. Y esperamos a que se caliente un poco el helado antes de morderlo.
Espero a que me den los apuntes. Espero a que la impresora termine. Espero mirando el techo hasta dormirme. Espero a que cargue el correo electrónico. Espero a que salga el último capítulo de tal serie o a que publiquen el libro que termina la trilogía. Espero a que se seque el esmalte antes de seguir con otras esperas.
La terrible espera de una respuesta ansiada. La todavía más terrible espera de una noticia indeseada. La espera de un acontecimiento que no queremos que ocurra. La espera para que ocurra algo que sabemos que no ocurrirá. Poner todas nuestras esperanzas en que la espera dure, y así seamos felices más tiempo. Esperar algo y luego ver que hubiera sido mejor no esperar. Esperar por alguien. O esperar a alguien. Esperar para lograr un fin. O esperar sin motivo aparente alguno. Esperar demasiado (de alguien) o esperar demasiado poco. Esperar toda la vida en la cola incorrecta. Esperar el autobús de las doce que nunca llegará.
Esperar una sonrisa. Esperar comprensión. Esperar resultados mejores o peores. Agotar la paciencia en la espera y dejar de esperar. Esperar que llegues en ese avión y ver que iba vacío. Esperar o más bien desear ser el destinatario de esas palabras. Esperar causar una buena impresión. Esperar. Desear. ¿Ojalá?
Romper con todo y dejar de esperar. Para darte cuenta de que no hay vida sin espera. Por muy corta que sea.
Pero ya estoy cansada de esperar por todo. ¿Cuánto tiempo más crees que esperaré? Y tú, ¿cuánto tiempo la esperarás?

Matrix

Acabo de terminar de ver Matrix y he considerado oportuno hacer una entrada contando lo mucho que me ha gustado. Si por mi fuera ahora mismo me veía las otras dos. Pero tengo que dormir y demás necesidades humanas (Si viviera en Matrix...).
Lo primero que tengo que decir es que si te roban el móvil por la calle, no te enfades. Sólo es un hombre tratando de escapar de Matrix. Dáselo con gusto y pídele que te libere.
Además, si alguna vez ves un tío con traje y gafas, aléjate. Es un agente. Son seres prácticamente inmortales. Sin embargo, si el hombre con gafas lleva un abrigo de cuero negro muy largo y bastante feo, entonces hazte su amigo. Los mal vestidos son la resistencia. (La resistencia, como en la mayoría de las películas, son los "buenos")
En fin, dejando ya mis frikadas/desvaríos propios de estas horas, la película en cuestión me está encantando (me quedan la 2 y la 3 para otro día). Sobre todo porque es una película para pensar después. ¿Y si tienen razón? ¿Y si todo esto es un sueño? La idea de que las máquinas nos usen como fuentes de energía también resulta terriblemente aterradora... En otra entrada, cuando las haya visto todas, publicaré las frases que más me gustaron.
Si no la has visto aún, no sé a qué estás esperando. Cierra la pestaña de mi blog y ponte a verla. Ya tendrás tiempo después de leerme (o tal vez ya no quieras, porque después de verla sabrás que nada de esto es real y no querrás perder tu tiempo con imaginaciones...)
¿Qué es Matrix?
Knock, knock lector. Sigue al conejo blanco...

domingo, 17 de abril de 2011

Dos litros de hipocresía, por favor.

No quiero ganar un Nobel. Bueno, un Nobel de Física o Literatura me haría muy feliz. Pero no quiero ganar nunca el Nobel de la Paz. No estoy diciendo que me viese con muchas posibilidades de ello. Pero si lo ganara (después de la profunda alegría sentida) me sentiría un poco engañada. Porque, ¿quién podría querer un premio que le igualara en nivel de "bondad" con Obama o con Al Gore? No tengo nada en contra de estos dos personajes. Simplemente me parece irrisorio que un comité como el que decide los Premios Nobel los crea merecedores del Nobel de la Paz.
Irena Sendler. Ella sí se merecía no uno, sino 20. Irena hizo algo parecido a Schindler durante la Guerra Mundial. Salvó más de 2500 niños judíos. Los nazis permitían a los polacos trabajar en los hospitales (no querían contagiarse ellos de ninguna enfermedad) y ella era enfermera en uno. Se unió al Consejo de Ayuda para los Judíos (Zegota). Y cuando crearon el gueto de Varsovia consiguió identificaciones para el centro de tratamiento de enfermedades contagiosas. Así, junto con otra compañera logró sacar más de 2500 niños del gueto, llevándolos con otras familias en sacos, bolsas de basuras, ataúdes, cajas de herramientas... Escribía sus nombres judíos junto con los nuevos nombres que les ponían y las familias con las que se quedarían. Y luego los enterraba en tarros bajo un árbol. Fue capturada y torturada, ya que era la única que sabía dónde estaban los niños que había sacado y sus nombres. Pero soportó el "interrogatorio" sin decir una palabra. Fue sentenciada a muerte. Logró escapar, y continuó trabajando con otra identidad. Murió en 2008.
Podría haber ganado el Premio Nobel de la Paz de 2007. Pero no. Obviamente el Señor Gore hizo mucho más por la Paz que ella. Porque claro, hacer por la paz es decir que hay cambio climático y luego tener unas facturas de luz descomunales. Claro que sí. Hacer por la paz es ser un hipócrita que predica un mensaje que luego no cumple. Lo cierto es que me frustra pensar que alguien que no es capaz ni de predicar con el ejemplo gana un premio como el Nobel. Alguien que viaja en Jet privado, pero luego pone el grito en el cielo con el calentamiento global. 
Así que yo, por mi parte, no quiero ganar el Nobel de la Paz. Es una pena que un premio como este haya acabado dándose por conveniencia en vez de por méritos.
PD: escribiendo este post me he acordado de un libro que leí hace relativamente poco. State of Fear, de Michael Crichton. Os lo recomiendo. Para mí fue uno de esos libros que marcan. Tiene un mensaje muy interesante. Y dice muchas verdades que muchos prefieren no escuchar.

Maneras inteligentes de insultar 8.0

-Entiendo que seas despistado. Entiendo que a veces olvides dónde dejas las llaves o qué venías a hacer. Pero eso de ir perdiendo la dignidad por todas partes me parece demasiado. Mirátelo, porque estoy segura de que no es algo normal.

miércoles, 13 de abril de 2011

lunes, 11 de abril de 2011

3%TAE

El corazón es como un banco. Cuando ve alguien con posibilidades se apresura a dejarlo entrar. Sin miramiento alguno. En cuestión de segundos le ha dado la mejor cuenta bancaria y todo el espacio que desee. Para olvidar también se comporta como un banco. No deja salir a nadie. Una vez que alguien entro en sus redes jamás saldrá del todo. Y si lo hace será después de una cruenta guerra (contra el corazón).

The terrible A word.

A couple of months ago I discovered that certain acquaintance of mine was ill. It made no sense at all. Fortunately, she was being treated. So, more or less that was all of it. Thinking about it, I reached my very own conclusions, and kind of carried them around with me. I've seen her a couple of times after knowing this, and nowadays she is perfectly fine.
However, this terrible word has reappeared in my life. Yet, again it is not a very close person. However, I can't believe how it could happen. But the worst is not the illness. The worst of all is the indifference with which everybody handles the problem. I wish I could do something about it. I wish I could speak to someone or ask for help. But I can't. Because I do not know anything about it. So I must go along with everything and keep on as if no one is ill. Moreover, if I a the one that lets the cat out of the box, everyone will know who told me. So I only shut up for the sake of the one that told me. And, therefore, here I am. Bitting my nails and plotting a way to solve the problem. With no success.

Egoísta.

"¡Pero, serás egoísta! ¡Ya has vuelto a dejarme sin aliento!"

jueves, 7 de abril de 2011

Civilizado

No voy a decir que la noticia me haya sorprendido demasiado. En el fondo yo ya sabía que en algunas partes del mundo seguían quemando vivas a personas. Lo que me deprime es el hecho de ver que alguien lo suficientemente "civilizado" para tener una cámara de vídeo, se dedique a grabar cómo unas personas queman vivas a otras sin motivo. Por motivos religiosos. Es decir, sin motivos. Y es que, tal vez yo sea extraña, pero nunca he logrado comprender que se pueda odiar por motivos religiosos. ¿Cómo se puede matar a alguien por ser diferente? ¿Dónde quedan "para gustos los colores", "en la variedad está el gusto"? Más aún: ¿Cómo se puede matar? A cualquiera. ¿Quién eres tú para decidir cuándo acabar con al vida de nadie? Yo te lo digo. No eres nadie. No tienes derecho a acabar con tu vida, mucho menos con la de otros.
Me duele que haya una multitud parada. observando la muerte de otros. Claro que, probablemente, estas muertes son tan inhumanas como la legalizada pena de muerte. Sólo que en este caso duele más. Porque mueren  inocentes. Matan sólo por tener una religión diferente. Bestialidad en estado puro.
No he podido ver más que unos pocos segundos. En un acto reflejo he tapado la pantalla y he cerrado la pestaña. Podría soportar verlo, está claro. Pero duele. Duele saber que todavía hay gente indiferente a las injusticias, al dolor ajeno, a la crueldad. Yo no soy nadie para decir nada. Pero quiero creer que si me veo en una situación similar sabré actuar como un ser humano. No como un abyecto a la par que vil proyecto de chimpancé.
Como ya dije en una entrada: "Creo que ya no es demasiado pronto para cambiar el mundo"
PD: La noticia a la que hago referencia es a la de la quema de 1000 cristianos a manos de musulmanes. El vídeo no es aconsejable verlo, pero para los que necesiten ver para creer, lo dejo ahí:
http://www.minutodigital.com/2011/04/06/asi-queman-vivos-los-musulmanes-a-los-cristianos-en-costa-de-marfil/

martes, 5 de abril de 2011

No me hagas esto.

Hay frases que duelen: "Nunca te quise", "Debemos dejarlo", "Te veo más como a un amigo", "Vamos a darnos un tiempo", "No ha sobrevivido a la operación", "Será mejor que te vayas", "No es lo que parece", "Lo nuestro jamás existió", "Olvídame"...
Y frases que duelen mucho, todavía mucho más. Por ejemplo: "Te hecharé de menos", "Hicistes lo que debías", "Haber si te crees que encontrarás otro como yo", "Nunca estarás tan bien con nadie como con migo", "Haz lo que tú creas, pero habrán represalias", "Serás feliz, pero habrás canviado"...
Sí, en particular las del segundo montón son peores que puñales.
PD: No quiero dejar lugar a dudas. Por si las hubiera, las frases del segundo montón tienen TODAS alguna falta de ortografía. Por eso duelen tanto. Atte: Yo.

domingo, 3 de abril de 2011

Confianza

Si confías en otros lo que alguien confió en ti; en los que confías, desconfiarán y el que confió, ya no lo hará.

sábado, 2 de abril de 2011

Un poco de política para corromper la tarde.

Hoy, y en general cada vez que leo o me cuentan alguna noticia especialmente repugnante sobre política, no puedo reprimir las ganas de abofetear al protagonista de la noticia. Y mira que adoro la política. En mi opinión la política es bonita porque, bien utilizada, debería dar la capacidad a unos pocos, elegidos por el resto, de hacer del mundo un lugar mejor.
Sí, lo sé. Estás riéndote de mi ingenuidad. Sé que suena utópico, pero no puedo evitar mantener viva la esperanza de que algún día, si es posible antes de mi muerte, un político gobernará por el mero placer de cambiar el mundo.
Un político que llegue hasta arriba con el expediente limpio. Sin haber sido un corrupto, ni haber mentido, ni haber comprado votos. Un político que sólo desee el poder que le dará su cargo para mejorar la situación. No por el dinero ni por la sed de poder. Un político que no vaya a sentirse más que nadie. Que no vaya a abusar luego de su poder. Que lo use en beneficio de todos, y no sólo en el suyo propio.
Sueño con que, algún día, alguno así nos gobernará. Y dimitirá si la gente se lo pide. Y sentirá vergüenza si las cosas salen mal. Y no hará falsas promesas electorales (sobre estas también tengo una opinión que algún día expondré).
Tal vez debería olvidar mis expectativas. Hacerme a la idea de que pedir un gobernante bueno, sabio y justo es como pedirle a los perros que nazcan verdes y con antenas o a los dieléctricos que bajen la capacidad de los condensadores.
Sin embargo, dime tú, ¿no es mejor vivir creyendo que algún día las cosas se harán bien sin necesidad de castigos, leyes, cárceles...?

El Cesio

"¿Esa? ¡Pero si es más fácil que el Cesio! Le da todo al primero que pasa..."
Y es que es cierto. El Cesio es un átomo fácil. Pierde sus electrones con el primer átomo en movimiento que pasa a su lado. Cuentan los rumores (que probablemente sean ciertos) que se ha ido ya con media tabla periódica... ¡y los que le quedan! Pero tampoco debemos juzgar. No puede evitarlo. Al fin y al cabo debe ser difícil contener unos electrones locos por ir a caer en las manos de un átomo cualquiera...

Maneras inteligentes de insultar 7.0

"Eres más fácil que el Cesio"

Yo descubrí...

Hoy he descubierto un nuevo fenómeno. El de los que se aburren en su propia compañía. Si te aburres hasta tú, ¿cómo no vamos a aburrirnos los demás? Yo, cuando estoy sola, no me aburro. Me pongo a pensar, a escribir, a observar, a cantar. O simplemente a otear el horizonte. Pero no suelo aburrirme. Probablemente sea porque tengo el ego bien alto, vamos que me quiero mucho. Y, como todo el mundo sabe, cuando quieres mucho a alguien ni le ves los defectos ni te aburres a su lado. Así que, si tú te aburres en tu compañía, probablemente sea porque no te quieres lo suficiente. Date una segunda oportunidad. Verás como no se está tan mal a tu lado. Lo mismo hasta descubres un tú desconocido...

Barbies

No generalicemos. No todos los hombres prefieren las barbies... a algunos les gustan otros hombres.Como a las tías. No a todas les gustan los "malotes"... a algunas les gustan las otras tías.

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total