Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

jueves, 28 de abril de 2011

Suavizante

Hoy me ocurrió una cosa muy extraña. Estaba hablando con un grupo de personas, y había uno cuyas palabras eran duras como piedras, punzantes como puñales. Para relajar los ánimos y suavizar la situación, decidí traer un aperitivo para todos. Así que, en su vaso, le eché Vernel, que dicen que suaviza hasta las más ásperas. Con diligencia llevé a cada uno su vaso y un bol de patatas. Cual no sería mi sorpresa cuando, después de beberse el suavizante, mi compañero de tarde no sólo no suavizó sus palabras, sino que me lanzó el contenido del vaso encima y empezó a gesticular y gritar improperios.
Así que ahora no sé qué hacer. Tal vez Vernel ha realizado una publicidad engañosa, y su producto no suaviza ni los ánimos. Lo cierto es que, la próxima vez, probaré con L'OREAL que también vende productos para limar asperezas.

2 comentarios:

  1. Y no he podido evitar reirme xD
    no sería tan descabellado y a algumos le vendría bien probarlo, pero creo que la reacción sería como tú la has descrito

    ResponderEliminar
  2. Podría hacerlo algún día, aunque por ahora (y por el bien de la gente con que trato xD) nunca lo he probado. Pero estaría bien una sustancia así, que no fuera venenosa (por supuesto) pero que les bajara los humos o directamente quitara el mal ambiente :)

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total