Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

domingo, 31 de octubre de 2010

El tiempo...

Tomó el cronómetro en sus manos y chilló: ¡YA!
Todos empezaron a correr.
Mientras, ella miraba el cronómetro. Lo pausó, lo volvió a poner en marcha.
Y, mientras hacía esto, sentía que tenía el control del tiempo en sus manos.
Miró las pistas. Ya no se veía a nadie. ¿Y si verdaderamente los cronómetros dieran el control del tiempo?
Por si acaso se lo guardó y decidió que ese sería su pequeño secreto.
Jamás le dijo a nadie que cada vez que sentía que su vida la desbordaba, iba a aquel lugar, y se entretenía jugando con el tiempo, hasta que el cansancio la obligaba a volver a casa.

Hoy te recordé...

Y, ¿sabes qué pasó?
Que me entristecí.
Y es que sigo sin creerme que no estés ya nunca más. Te has ido.
Y nunca pensé que una ausencia pudiera crear un vacío tan grande.
Nunca pensé que los momentos a tu lado tuvieran fecha de caducidad.
Nunca me paré a pensar en lo que pasaría cuando te fueras.
Nunca quise imaginar lo que sería de todos nosotros en tu ausencia.

sábado, 30 de octubre de 2010

Ruego...

acallen la voz de mi conciencia.

EXÁMENES

Baños de física para disfrutar del puente.
Paseos con los idiomas.
Café con calculadora.
Informática expansiva.
Baños de física para rematar el puente.

Sonríe

Tu risa (floja) es dura(dera)

Adicción.


Unos fuman, otros beben. Muchos se muerden las uñas, tocan su pelo de manera compulsiva o no pueden evitar un tic en el ojo. Algunos incluso se drogan. Pero yo tomo regalices.

jueves, 28 de octubre de 2010

¿Cuánto?

Casi tanto como un chocolate caliente en una mañana fría.
Casi tanto como cantar mis canciones favoritas en la ducha.
Casi tanto como el queso, hacer pasteles o decorar muffins.
Casi tanto como pasear durante horas por una ciudad cualquiera en invierno.
Casi tanto como verte a diario.
Casi tanto como comer ensaladas en invierno y fabadas en verano.
Casi tanto como aprender nuevos idiomas.
Casi tanto como viajar a algún punto perdido del plano.
Casi tanto como los libros de aventuras, las frases que me hacen pensar o los sudokus.
Casi tanto como hacer ranas con los billetes de metro en Madrid, globos con los de Sevilla y pajaritas con los billetes de autobús.
Casi tanto como dormirme al sol.
Casi tanto como las sorpresas, los encuentros inesperados y los reencuentros más deseados.
Casi tanto como resolver el problema más difícil.
Casi tanto como un cuadro con historia, una película que te haga sentir algo o un paisaje cautivador.
Casi tanto como todo eso junto y aún más.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Entonces...

-Eres un bastardo.
Con esas palabras a modo de conclusión dio por finalizado su discurso. Hizo una salida espectacular, de esas que marcan, y abandonó la habitación dejando tras sí un único halo de misterio.

viernes, 22 de octubre de 2010

Esta entrada es especial.

Es especial, no porque hoy sea especialmente feliz ni porque me haya pasado algo extremadamente bueno, que no. Si no porque es la primera entrada que publico desde MI nuevo portátil. Portátil "regalado" por la Universidad, en el que meteré Photoshop en breves momentos, y eso sí me ha hecho un poco más feliz hoy. saber que por fin tengo un portátil mío.
Lo siento ordenador fijo, pero dado que la impresora tiene wifi, creo que nos veremos mucho menos de ahora en adelante ;)

miércoles, 20 de octubre de 2010

Consejos variopintos

Irte a dormir con una sonrisa en la cara es una de las mejores cosas que puedes hacer. Esa y levantarte feliz sin razón aparente.

martes, 19 de octubre de 2010

Monosilábica

Hoy estás monosilábica y te quería contar... Y te diría lo que hice, pero como estás monosilábica, pues casi que lo dejo para otro momento.
¡Ah, sí! Me va todo estupendamente bien

lunes, 18 de octubre de 2010

Happiness tries to steal my creativity!

La felicidad trata de robarme mi creatividad.
Paso días sin que se me ocurra qué escribir. Sólo logro esbozar textos divertidos, empalagosos o tiernos, pero nunca nada interesante ni profundo. Y la mayoría de lo que escribo no merece la pena cuando lo releo
¡Qué se le va a hacer!
Algo malo tenía que tener esto.

martes, 12 de octubre de 2010

Let's!

Let's plan our future's together. Let's dream about what we'll become and when. And about who we will share the rest of our lifes. Let's write on a piece of paper every single detail of our future, and then tear it to parts and forget about it. Lets live as if there was no tomorrow, and wake up as if there was no yesterday. Let's dream about being everthing. Let's be just you and me, here, there and everywhere. Let it be like that and I will be happy.

lunes, 11 de octubre de 2010

10.10.10

Llega un día tarde, pero es comprensible. Toda la vida esperando el día 10 de Octubre de 2010. Cumplo 18 años! Fue un buen día: desayuno familiar, comida sorpresa con amigos y tarde de ensueño. Y por la noche a dar las gracias a los no presentes vía Tuenti, Facebook, Twitter o teléfono.
Ha sido un día de 10. Los regalos, me han encantado todos, pero sobre todo me ha encantado la compañía. Ahora toca empezar una nueva vida. Una vida de adulta, con responsabilidades y deberes. Pero con una sonrisa en la cara que no puedo borrar.
Mi única queja, tu ausencia. Las ausencias son las que se sienten en el corazón. La tuya como la que más. Porque es en momentos felices como ayer, cuando me doy cuenta de lo mucho que te he querido, de lo mucho que me gustaría cambiar las cosas y de lo mucho que te extraño. Pero también me doy cuenta, casi sin quererlo, de que la muerte no tiene marcha atrás. Y ojalá la tuviera, porque sigo sin terminar de creer que no te volveré a ver.

sábado, 9 de octubre de 2010

Muchas veces

-¿Qué tal?
-(Hecha una mierda) Muy bien! ¿Y tú?- seguro que ha notado mi tristeza.
-Me alegro. Yo muy bien. ¿Sabes? He empezado ya con eso que te dije que...
(Asiento y dejo de escuchar) Probablemente sea mi culpa, pienso, es que miento tan bien que nunca nadie se da cuenta de cuándo me encuentro mal. Pero estoy llegando a la conclusión de que eso no es para nada una virtud.
La conversación sigue su cauce. Llego incluso a interesarme por sus problemas. Y me los cuenta, y le consuelo. Y luego, cuando ya se siente mucho mejor se va. Tiene muchas otras cosas que hacer. Tiene que estudiar. O ha quedado para salir. O probablemente sólo se siente mejor y quiere seguir disfrutando la vida después de ese chute de autoestima que le he proporcionado. No me importan mucho sus razones, el caso es que yo sigo igual.
Nunca hay ningún "¿Seguro que estás bien?" "Si te pasa algo cuéntamelo, ya sabes dónde encontrarme". Nunca escucho ningún:"No, no estás bien y se te nota en la voz/cara/ojos"
Parece que soy tan buena actriz que hasta mi cara muestra cosas que no siento.
Pero, en el fondo ¿a quién le importa de verdad? ¿Le importo algo a alguien? Eso espero, pero no puedo volcar todos mis problemas en personas que ya tienen sus propios problemas. Me parece injusto. Así que me tomaré un par de tabletas de chocolate más y me iré a dormir. Mientras duermo la vida parece tan sencilla que a veces tengo ganas de no despertar jamás.

viernes, 8 de octubre de 2010

Hay días/ Breve descripción de mí misma/ De vuelta, pero igual de confundida.

Hay días en los que por muchas cosas malas que te ocurran, nada consigue borrarte la sonrisa. Por contra, otros días no importa todas las pequeñas cosas buenas que te ocurran, que seguirás triste.
------------o-----------------
Madurez intelectual máxima; madurez sentimental nula.
------------o-----------------
A veces basta con desconectar un buen rato, para retomar la vida con fuerzas renovadas, pero esa vuelta a la rutina no siempre se produce con las ideas claras.

Alegría truncada

Cuando una frase bonita es capaz de hacerte llorar, es que algo no marcha bien.
Así que creo que algo no marcha bien.

jueves, 7 de octubre de 2010

Dudas, dudas y más dudas

Quiero querer quererte, pero no me sale.
Ni en público ni en privado, soy incapaz. Y cada vez que te veo pienso, ¿es esto verdaderamente lo que quiero?

miércoles, 6 de octubre de 2010

Historia de una locura...

¿Por qué me quedo embobada y sonriente mirando la pantalla?
¿Por qué no puedo dejar de pensar en ti, en mi, en nosotros?
¿Por qué ahora apareces cada dos por tres?
¿Por qué veo tu nombre en otros muchos?
¿Por qué oigo tu voz en los rellanos vacíos?
¿Por qué el mero hecho de verte hace saltar mi corazón?
Dime, ¿Por qué? ¿por qué me tenía que enamorar yo de ti?

sábado, 2 de octubre de 2010

Sucesos parte 1

-Yo creo que el amor sí existe.
Con esas palabras dirigió su mirada llena de esperanza a la chica que tenía a su lado. Ella, por su parte, llevaba largo rato disfrutando de su contemplación. Ahora esas palabras aceleraron su corazón. Sólo pudo esbozar una media sonrisa y decir con voz entrecortada:
-No, si yo también lo creo.
Su mente no paraba de bullir, ¿cómo podía haber dicho esa estupidez? Seguro que había notado el nerviosismo en su voz. Seguro que...
En su interior él seguía sin comprender porqué, con su andar torpe, ella se empeñaba en ir siempre un paso por delante. ¿Había dicho algo malo? De todas formas, sus esperanzas no eran grandes. Sólo estaba allí de visita. Volvería a pasar por esa zona, casi seguro. Pero a ellos es probable que nunca les viera de nuevo. Tal vez sólo de vez en cuando, con algún saludo casual....
Ella, por su parte, trataba de acelerar el paso. Él era un chico genial, pero no iba a verle nunca más. ¿Qué excusa iba a poner para ver a unos hasta hoy desconocidos de nuevo? No podía meterse en sus coloquios diarios, puesto que tenía clases a esas horas. Y, si no era en esos momentos, ¿cuándo iba a verles? No. Debía olvidarle. No le iba a ver. Esas casualidades no ocurren así, porque sí.
Así que, con gran pesar en el corazón de ella, y añoranza en el de él, sus caminos volvieron a separarse... ¿Para siempre?

Moi, Je suis...

Un peu poff...
Und du?

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total