Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

domingo, 31 de octubre de 2010

El tiempo...

Tomó el cronómetro en sus manos y chilló: ¡YA!
Todos empezaron a correr.
Mientras, ella miraba el cronómetro. Lo pausó, lo volvió a poner en marcha.
Y, mientras hacía esto, sentía que tenía el control del tiempo en sus manos.
Miró las pistas. Ya no se veía a nadie. ¿Y si verdaderamente los cronómetros dieran el control del tiempo?
Por si acaso se lo guardó y decidió que ese sería su pequeño secreto.
Jamás le dijo a nadie que cada vez que sentía que su vida la desbordaba, iba a aquel lugar, y se entretenía jugando con el tiempo, hasta que el cansancio la obligaba a volver a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total