Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

domingo, 6 de enero de 2013

365 días de Kindle

Hace un año, los Reyes Magos me regalaron un Kindle. He de reconocer que siempre había defendido el libro de papel. Hasta que descubrí las maravillas del e-book.
Si bien es cierto que carece del olor y la textura (y el peso) de un libro 'normal', cuando lees más o menos a diario, un Kindle es lo mejor que puedes tener. Lo reconozco, de vez en cuando me entra nostalgia y leo mis libros favoritos (esos que tengo en papel). Pero, para el día a día, no me despego de mi Kindle ni por un momento. Tan pequeño, tan ligero. Aún recuerdo lo tortuoso de leer Juego de Tronos en el autobús, con las muñecas rotas de levantarlo a pulso. Y mi espalda un poco resentida también, eso no hay que olvidarlo. O la pesadez de los libros de bolsilloo, que se me cerraban cada dos por tres si no estaba haciendo fuerza constantemente. Sobre todo, cómo olvidar la penosa subida hacia el Monte del Destino con (Sam,) Frodo, Gollum y dolor de brazos de leer en la cama levantando el libro a pulso en las páginas impares. (Eran muchas y mi libro era una edición de todos en uno. Y pesaba mucho. Sufrí.)
 Yo te dejo aquí mi balance de libros leídos con el Kindle en 1 año. La mayoría han sido gratuitos, otros los he comprado, otros me los han pasado.

Así pues, leídos en 2012:

1.-Le Petit Prince (releído en francés, con dibujitos y todo)
2.-Pride and Prejudice
3.-Rimas y Poemas de Béquer
4.-La vida es Sueño
5.-Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven
6.-Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo
7.-Los juegos del hambre
8.-En llamas
9.-Mockingjay
10.-La historia de Nadie
11.-Cuento de Navidad (Charles Dickens)
12.-El estudiante de Salamanca
13.-Poderoso Caballero
15.-The Old Man and the Sea
14.-The Great Gatsby
16.-Crimen y Castigo
17.-Storm of Swords
18.-A Clash of Kings
19.-Werther (en español)
20.-Paper Towns
21.-1Q84
22.-Tokio Blues
23.-Cuentos de Siempre (Hermanos Grimm)
24.-Ser infeliz
25.-Anna Karenina
26.-Alice's adventures in Wonderland
27.-Looking for Alaska
28.-La insoportable levedad del ser
29.-El libro de los abrazos
30.-Caperucita roja
31.-El gato con botas
32.-El poder de las palabras
33.-Hamlet (en español)
34.-Donde el corazón te lleve (releído)
35.-Escucha mi voz
36.-Guerra y Paz
37.-El príncipe feliz
38.-Discurso sobre el Origen de la desigualdad entre los hombres, Rousseau

No son muchos, quiero pensar que tampoco son pocos. Me hubiera gustado haber leído más (mi propósito era haber terminando para estas Navidades 'Los Miserables' en francés, para poder ver la película y tal) pero la rutina se impuso y sólo he leído esos.

Lo que queiro decir con esto es que siento que he aprovechado mucho y bien mi kindle, dado que si hubiera tenido que comprar en formato físico todos esos libros, hubiera gastado mucho más que el precio del kindle y los libros virtuales. Sobre todo los clásicos, que Amazon suele tener gratuitos durante todo el año y en versión original si gustas. Un chollo, vamos.

Si tuviera que sacarle alguna pega a mi querido aparatejo, sólo podría sacarle dos:
-En primer lugar que la batería se agota. ¡Anda! ¡Pues claro! ¡Como todos los aparatos con batería! (Nótese que ese 'como' no se acentúa porque es comparativo, aunque esté entre signos de exclamación) Pero esta queja no es una gran queja. La batería suele durarme un libro entero o dos. Lo habré cargado, desde hace 365 días unas 20 veces, calculo yo. Y eso que yo lo uso mucho y que, como era 'la novedad' también lo he prestado mucho para ver y para leer. Ah, y que también he descargado mucho directamente desde el kindle, y eso también consume.
-Mi otra (y última) queja es que, como buen aparato electrónico guay y a la moda, me hace sentir un poco como el anuncio de relojes 'no te regalan un reloj, eres tú el regalado'. Al principio temía que, si alguien me atracaba por la calle, me lo quitaran. Luego me di cuenta de que, probablemente, nadie me iba a atracar. E incluso en el hipotético caso de que lo hicieran, lo más probable es que no quisieran el kindle. Total, ¿para qué? ¡¿Para LEER?! Ya me pongo seria. Realmente lo malo de que sea un aparato tan molón es que se puede caer. Y si ya me dolía cuando se me caía un libro bonito/antiguo al suelo, ni os podéis imaginar lo que sufrí cuando se me cayó por primera vez el kindle al sucio y porquerioso suelo del autobús. No obstante, sólo es un objeto, nadie debe llorar por un objeto.

En definitiva, si lees mucho, te gustan los libros gordos, tus muñecas se resienten en el autobús/metro/al caminar y tus brazos te duelen al sujetar a pulso grandes clásicos en la cama, tu solución es un Kindle. Bueno, bonito y barato. ¡Y con libros! No sé qué más puedes pedir(le).

2 comentarios:

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total