Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

lunes, 22 de agosto de 2011

(In)maduros

Uno de estos temas en los que los niños son bastante más adultos que los que se hacen llamar como tales. La política, la sempiterna política. Es el tema que enfrenta adultos, como si fuera importante ser de "izquierdas" o de "derechas". Como si te hiciera mejor persona ser progresista o conservador. Como si fuéramos muy diferentes por votar partidos contrapuestos. Como si tuviéramos que cortar el trato por no tener la misma opinión política. Los niños son más maduros. Lo digo porque realmente lo pienso. A ellos les da igual lo que piensen los papás de su amigo. Es su amigo. Sea blanco, negro, alto o bajo es su amigo. Y todo lo demás da igual. Tal vez sea fruto de la inocencia. Son tan inocentes, que le dan importancia sólo a los temas verdaderamente importantes. Y es que dicen que los niños son crueles, que dicen siempre la verdad, que son como los borrachos, que pueden ser muy malos… ¡Dicen tantas cosas! Y probablemente tengan razón. Probablemente los niños puedan ser muy crueles. Pero luego, en lo que toca con las personas que quieren, si un niño te quiere, su amor es incondicional. Me río yo de los "amores eternos". El amor de un hijo, un hermano pequeño, un amigo de la infancia… eso es insustituible. Se suele decir que los niños son muy inmaduros. ¡Rojo! ¡Facha! ¿Y los adultos no? ¿Rojo? ¿Facha? Decir eso te hace mucho más maduro que un niño de 10 años, ¿no? Pero claro, es política, es un tema de adultos. Y sólo por hablar de política y dar tu opinión (acertada según unos y digna de pena de muerte para otros) ya estás demostrando lo adulto que eres. 
No te confundas, la política me parece maravillosa y siempre lo mantendré. La política por sí misma, como sistema organizador, como método de unir a los mejores para luchar por una sociedad mejor, esa política. La política utópica, la idea de política que yo tengo en mi cabeza, esa me parece maravillosa. Pero pienso que los adultos llegan a sobrevalorar demasiado la política. Llega un punto en que, cualquiera que no opine lo mismo que ellos está equivocado. Sin pararse a pensar ni siquiera por un segundo que pueden ser ellos los equivocados. ¿No crees que las discusiones están para lograr una conclusión común? O, bueno si no logras llegar a un acuerdo, por lo menos que sirva para considerar otras perspectivas del mismo asunto, aunque luego tu opinión la mantengas. Pero no, es política y no se pueden cambiar las ideas. Es política y todos están equivocados menos yo. Es política y si estás de acuerdo conmigo seremos BFF's; eso sí, si dices algo que no me guste me caerás mal. Es política y soy tan maduro que no atiendo a razones.

9 comentarios:

  1. ¿En serio quieres dedicarte a la ingeniería y no a la política?... ¡Claro!, así pasa lo que pasa y van las cosas como van. En la mayoría de los casos el que no vale para nada concreto y tiene un padrino "hace carrera política" y así nos luce el pelo.
    Me ha encantado tu entrada

    ResponderEliminar
  2. @Almudena: Me planteé la carrera de Ciencias Políticas, pero mi amor por los números me pudo. Eso y que no me veo yo con las "agallas" necesarias para llegar a algún lado en política. Eso sí, como carrera tiene que ser preciosa :) Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. El problema es que ninguno de los que discuten estén dispuestos a llegar a ninguna conclusión común, ni siquiera a considerar la otra perspectiva. Por desgracia, ese tipo de discusiones, tan vacías, abundan muchísimo.
    Gran entrada ;)

    ResponderEliminar
  4. @Don: Si, el gran problema de la humanidad. No querer concederle al otro la libertad de expresar sus argumentos, no considerar opiniones ajenas. En fin, gracias por leerme =)

    ResponderEliminar
  5. @Cristina: Siempre es un placer =)

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto, el problema aquí en España es que tendemos a dividirnos para pelear, barça-madrid, sevilla-betis, hermandad de arriba-hermandad de abajo(en pueblos XD), y en política no iba a ser menos: izquierda-derecha. Para mí todo eso está tan vacío que no tiene sentido, y por supuesto no es motivo de pelea con mis amigos (pero sí que considero interesantes las discusiones, porque nos obligan a reflexionar y ponernos en la posición del otro, aunque sea por momentos). Creo que una España en la que no haya una discusión por equipos, hermandades, ideologías, o cualquier otra cosa de la que pueda haber dos bandos enfrentados no es posible, al menos no de momento. Tenía mucha razón mi profesor de historia cuando me dijo eso de que "donde hay dos españoles hay 3 opiniones".

    ResponderEliminar
  7. Sí, y es algo que llevo viendo varios años ya. Discutir con seres educados, desde el respeto y la tolerancia es maravilloso, el problema viene cuando se pasa a los insultos, a herir gratuitamente y demás. Supongo que 'THIS IS SPAIN' y no podemos hacer nada por evitarlo.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta como escribes. Mucho el dedicado a tu abuela un año dp ( se me olvidó comentar allí ).
    Respecto a los niños creo que la pregunta sería como se comportan respecto a sus intereses : ¿ no discuten o exluyen por sus juegos, juguetes o golosinas ?
    Incluso podemos llevar el tema más allá. Vamos a eliminar gran parte de las capacidades intelectuales de un niño. Tendremos un perro, un gato. Su cariño será incondicional: no tienen capacidad de planificar, expectativas, que les haga entrar en conflicto con nosotros. Démosles inteligencia y tendremos de nuevo al niño ; dejemos que se desarrolle la inteigencia con experiencia y tendremos al adulto y los conflictos estarán ahí.
    Respecto a discutir, creo que el problema radica en que se razona con diversas partes de la corteza cerebral, mientras que las emociones se forman en lo que se denomina sistema ĺímbico; y que el sistema límbico influye en la corteza a través de autopistas mientras que la corteza influye en los núcleos del sístema límbico por carreteras secundarias. Es decir, que sólo razonamos adecuadamente cuando no están imolicadas las emociones, el grado de imlicación determina el nivel de deterioro de la lógica del pensamiento. Un refrán clásico: en casa de herrero cuchillo de palo. Y parece ser el caso de que en España las emociones respecto de muchos temas son muy intensas.
    Cuestión diferente sería por qué son tan intensas, y si es modificable y cómo dicha intensidad.
    Un saludo:
    José ( ccbaxter )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Supongo que todo depende de cómo lo mires. No sé cómo serán las cosas dondequiera que tú vivas, en España la gente parece llevar en la sangre unas ideas,como si fuera imposible cambiar jamás de opinión. Tal vez dentro de unas cuantas generaciones algunos contemplen la posibilidad de discutir como seres racionales. Ojalá :)

      Eliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total