Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

viernes, 18 de noviembre de 2011

Todo lo que (no) olvidaste.

Olvidaste que la tinta del recuerdo no es permanente. Que se borra con el tiempo o con la entrada de nuevos recuerdos. Olvidaste que la memoria tiene límites, y que esto también lo olvidarías. Olvidaste que olvidar no te costaría tanto. Y perdiste el tiempo de olvidar lamentándote de lo mucho que te iba a costar olvidar. Y luego olvidaste qué querías olvidar. Y olvidaste preguntarte si lo que habías olvidado era sólo lo que querías olvidar. O si habías olvidado algo más. Y perdiste el tiempo lamentándote por los posibles recuerdos olvidados sin querer. Olvidaste su nombre. Olvidaste que querías olvidar. Y te olvidaste de olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total