Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

viernes, 3 de febrero de 2012

Nada bueno sucede de madrugada.

Que no eras tú, sino mi cerebro haciéndome creer que la voz de fondo te pertenecía. Que no eras tú, sino mis ojos haciéndome pensar que eras tú, al fondo. Que no eras tú, sino yo la que te buscaba con la mirada.

Ya lo dicen no sé si todos, un par de series o sólo mi madre. Nada bueno sucede a las 2 am.

2 comentarios:

  1. Todos se equivocan. Las autoconfesiones más sinceras siempre ocurren a las 2 am, cuando ya no te quedan fuerzas para negarte las cosas :)

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre digo que a mí el sueño me ejerce un influjo tan grande como el alcohol. Y digo todo. Y digo demasiado.

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total