Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

jueves, 22 de diciembre de 2011

Deberes

Debería dejarlo ya. Debería dejar la bebida. Dejarme deshidratar gota a gota.
Debería pincharme sal en vena y desazucarar mi visión de la vida. Debería dejarme desecar al sol, disecar por el sol. Para dejar de llorar con cada terrible estupidez que me pongan por delante. Para dejar de emocionarme con anuncios asentimentales. Para desanudar mi garganta de una vez por todas y evitar que cualquier historia logre reanudarla. Debería abofetearme por dejar que me emocionen tales chorradas. Debería de secuestrar a mi yo infantil, esa que no derramaba ni una gota de agua (por los ojos), esa a la que (en apariencia) nada le importaba, nada le afectaba. Debería cogerme y volver a ser lo que era. Debería dejar de tragar saliva y pasar a escupirle a la cara a la vida, para (di)secarme y abrasarme y evitar la pérdida de fluidos por vía oftálmica. Debería aspirar el contenido de mis cuencas oculares, dejarme más seca que 'el ojo de la Inés'. Debería aspirar a seguir siendo igual de 'dura' que siempre. Debería. O quizás no debería.

2 comentarios:

  1. Buffff, parece que no te ha tocado la lotería...

    ResponderEliminar
  2. No, no me tocó. Pero bueno, tampoco es grave :) Era el día mundial de la salud.

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total