Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

sábado, 26 de marzo de 2011

Me derramo.

No me abraces. No me consueles. No preguntes qué tal estoy, ni intentes averiguar el causante de mi rímmel corrido. No prestes atención a mis dedos limpiando lágrimas que intentan surgir. No mientes el brillo lloroso de mis ojos. No escuches mis sollozos. No observes los nudos de mi garganta. No atiendas al constante parpadeo. No cuentes los pañuelos usados. No me dejes empezar a derrumbarme. No me des palmaditas consoladoras en la espalda. No me muestres apoyo alguno acariciando mi brazo.
No me dejes derramar una sola lágrima. Porque si derramo una lágrima, me derramo entera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total