Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

miércoles, 5 de enero de 2011

Sobrevalorada.

La fama está sobrevalorada. Antigüamente nadie se vendería por ser conocido. Hoy en día algunos venden todo lo que tienen por lograr ser conocidos. Y lo que me entristece no es este egolatrismo. No, eso sería hasta pasable, a todos nos gusta recibir halagos ocasionalmente. Lo preocupante de estos individuos es la ausencia total de reparos a la hora de inventar mentiras, vivir vidas extremas, ridiculizarse públicamente o vender su dignidad a cambio de que unos millones de personas sepan quiénes son. ¿Y qué viene después? ¿No os dais cuenta de que una fama malograda no aporta beneficio alguno? Diréis que está el dinero. El tan codiciado dinero. Todos buscamos obtenerlo en cantidades ingentes y, sin embargo, sigo creyendo que hay cosas que no merece la pena hacer "ni por todo el oro del mundo"
La fama está sobrevalorada, suerte que no sea una pandemia (aún).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total