Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

miércoles, 5 de octubre de 2011

Eran.

Eran la envidia de solteros. Y casados. Eran el foco de todas las miradas. Eran la típica pareja que la gente se para a contemplar por la calle. Eran unas manos cogidas que suscitaban sonrisas de ternura y muecas de envidia por igual. Eran paseos eternos evitando al mundo. Eran todo lo que viene después de tomar perdices en los cuentos. Eran el final feliz, el príncipe y la princesa. Eran el sueño Disney hecho realidad. Eran lo que todo su entorno quería ser. Eran un modelo a seguir. Eran odiosos. Eran adorables. Eran dos. Y no necesitaban más. Eran ajenos a lo que les rodeaba. Eran felices.

2 comentarios:

  1. A mí me empezaron a gustar los sueños Disney a partir de Shrek. Antes, me daban un pelín de grima...

    ResponderEliminar
  2. @Almudena: A mí me gustaba mucho Bella de la Bella y la Bestia. Era la única princesa 'autosuficiente'. Y leía, con eso se ganaba mi amor. Y luego también me gustaba mucho Mulán, que también hacía las cosas ella solita. El resto sí tienes razón que daban un poco de grimita :)

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total