Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

lunes, 17 de octubre de 2011

Yo

'Enmendemos un pasado sin conocernos haciendo de nuestro día a día un futuro común'

Al parecer me estoy volviendo ligeramente (muy) pastelosa en Twitter. ¡Qué más dará! Escribo historias, o las pienso y las tuiteo. No me han ocurrido. Mi vida no es tan interesante. Sólo las he pensado, o las he visto por la calle. Al parecer estoy propensa a escribir historias de amor. De hecho es lo único que me sale. Ya cuando vuelva a sumergirme en mis libros de texto mi lado friki recuperará el control de mi mente.

Os dejo unos cuantos tuits que demuestran ese cambio en mí. Probablemente no sea un cambio. Yo siempre tuve un lado sensible. Sólo que el otoño lo saca a florecer. La primavera no, el otoño.

Forcemos al destino, cambiemos el futuro. Reinventemos nuestras vidas. Pero esta vez juntos.

Y donde digo 'ella' quiero decir 'yo'.

Le salieron estrías en el corazón porque lo abrió a demasiada gente y luego se lo hicieron cerrar de golpe.

Se convirtió en todo eso que juró odiar.

Al fin y al cabo todos somos un poco invisibles.

-¿Qué hacías?
-Repasar los recuerdos que no llegué a vivir. Revivir la historia que jamás protagonizamos. Vamos, nada que te incumba.

Quizás cosificamos a las personas porque a veces es más fácil enamorarse de los objetos que de las personas.

No eres la mujer de sus sueños. Ni la actriz secundaria. Sólo ese extra de la que nunca nadie se enamora.

Las cosas más bonitas no hace falta gritarlas a los cuatro vientos. Basta con susurrarlas al oído.

Querida princesa de cuento, la opresión en el pecho probablemente la provocara el corsé ajustado que llevabas, no la ausencia del príncipe.

Finales trágicos. Comienzos de cuento de hadas. La rutina de muchas relaciones.

Recuérdame que te olvide.

3 comentarios:

  1. Alguna sí que tiene un exceso de azúcar, pero hay otras realmente ingeniosas. Me gustan la de las estrías, la de la invisibilidad, la del cosificamiento y la del tipo de actriz. Y esa afirmación categórica/desesperada de "donde digo ella quiero decir yo"

    ResponderEliminar
  2. No, mujer, tampoco te pases con lo de sentimentalismos empalagosos. Más que a azúcar, a mí estas frases tuyas me han sabido a sacarina. Y algunas, incluso, al acíbar que había debajo...
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. @Almudena: Muchas gracias. La de la invisibilidad es un trocito de una entrada que algún día terminaré y publicaré. Lo prometo :)
    @Alawen: ¡Te echaba de menos por Tuiter! Pues si esto es sacarina, entonces yo tengo poca capacidad de síntesis para con el azúcar xD De cualquier modo, gracias por leerme :)

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total