Mi blog.

Dentro de muchos años entraré aquí y será mi particular baúl (digital) de los recuerdos (no digitales).

lunes, 2 de mayo de 2011

Osama Bin Laden

No hace mucho escribí una entrada en la que decía que no quería ganar el Premio Nobel de la Paz. Porque, viendo a quién se lo dan últimamente, el premio cada vez tiene menos valor. Pues bien, hoy me he despertado y me he enterado de que Osama Bin Laden ha muerto. Lo han matado. Todo el mundo está feliz. A mí me cuesta.  Probablemente Osama mereciera morir, yo no soy quién para juzgar eso, pero por mucho mal que haya hecho, me sigue costando alegrarme por la muerte de alguien. Muchas veces me pregunto si existen personas "buenas y malas" ¿Qué es ser malo? Desde luego, matar es malo. Pero, ¿y mentir? Existen las mentiras piadosas. ¿Robar? Robar está mal, pero Robin Hood era el "bueno" y hacía lo contrario.
No creo que matar a Osama sirva de mucho. Creará un TT en Twitter. Ya lo ha creado #BinLadenFacts, muy recomendable. Servirá de conversación de ascensor con tus vecinos un par de semanas. ¿Y luego qué? El terrorismo sigue vivo. Y yo sigo preguntándome qué puede llevar a una persona a querer matar otras 3000. ¿Dormiría tranquilo por las noches? ¿Cómo acallas tu conciencia sabiendo que has matado personas? Sigo preguntándome de dónde puede haber sacado tanto odio. ¿Quién genera el odio? Tal vez el odio sea un sentimiento primitivo. Y sea imposible deshacernos de él. (Quiero pensar que no es así).
Obama es "bueno" porque ha matado un "malo". En mi opinión Obama no se merecía el Nobel de la Paz. Había candidatos de una calidad personal (qué mal suena eso de calidad personal) superior. Pero se lo dieron. Y ahora la gente probablemente diga "Un Nobel de la Paz que va matando". Sí, la gente siempre dice muchas cosas (No me excluyo). El caso es que, tal vez nos estemos equivocando. Que tal vez el fallo es de base. Y sin una buena base no se puede seguir. Lo que vendría bien sería cambiar la mentalidad. No hagas nada que no te gustaría que te hicieran a ti. Trata a los demás como te gustaría que te trataran. Cristianismo. O ética de Kant para los no creyentes. Tal vez así las personas no desearían hacer ningún "mal". Y Utopía sería factible.
Para los Twitteros, os dejo un par de links que me parecieron interesantes:
-En primer lugar el perfil deel hombre que Twitteó en directo (y sin saberlo) la captura de Osama: http://twitter.com/#!/ReallyVirtual
-También dejo la noticia de BBCWorld:  http://www.bbc.co.uk/news/technology-13257940
-Y, por último, dejo otra vez la recomendación de mirar los Tweets sobre #BinLadenFacts.

6 comentarios:

  1. Esta mañana, al oir la radio, he sentido lo mismo que tú. Gracias. Y después en el trabajo, los comentarios eran aún más entusiastas. Y no había norteamericanos...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Almudena. Es que aún sigo sin poder "querer celebrar" su muerte. Por mucho que la gente lo festeje. Prefiero celebrar el fin de una guerra o el rescate de unos prisioneros.

    ResponderEliminar
  3. no he leído todo pero he comprendido la base del post y te comprendo porque nadie debe alegrarse por algo malo que le ocurra a alguien porque si te alegras si alguien se rompe una pierna es porque no tienes sentimientos y no puedes ver que si te ocurriese a ti no te gustaría que la gente se alegrase de lo mal que lo pasas.

    T



    PD:hoy te he dado una idea para un post pero se me ha olvidado, si lo recuerdas publícalo :)

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que el problema del odio es que si se inculca desde pequeño, desde que apenas tienes uso de razon, termina formando parte de la propia identidad del individuo. Hasta tal punto que la fobia hacia algo o alguien no necesita una razón, simplemente esta ahí como un aspecto mas de la personalidad, y con ella la necesidad de causarle daño como le sea posible, sin consecuencias morales o éticas, como si fuese algo natural.
    Por eso hay personas capaces de hacer cosas tan horribles. El fallo esta en la base como tu has dicho.

    ResponderEliminar
  5. @Srta.T: Claro. Nunca debemos alegrarnos del mal ajeno :) (Se me ha olvidado a mí también)
    @Anónimo: Es un problema de base. Sí. Probablemente venga de la impotencia, al ver que murió alguien que querías y ahora no puedes hacer nada. O de las ideas metidas con cucharón de pequeñitos. Si se educara en el respeto y la tolerancia otro gallo cantaría... PD: ¿Quién eres?

    ResponderEliminar
  6. El mismo de siempre :P

    ResponderEliminar

Los quarterbacks y animadoras del blog:

Páginas vistas en total